Tasa de alcoholemia permitida en España

¿Alguna vez has llegado a conducir bajo los efectos del alcohol? ¿Sabes que consecuencias tiene conducir borracho o tras haber tomado alguna bebida con alcohol? A continuación te detallamos varios puntos que deberías conocer sobre alcohol y conducción.

tasa-alcoholemia-conductores

¿Qué es la tasa de alcoholemia?

La tasa de alcoholemia se puede definir como la métrica que representa la cantidad de alcohol que hay en la sangre de una persona. Estas métricas se referencian habitualmente teniendo en cuenta dos posibilidades: Tasa de alcohol en sangre o su equivalente de tasa de alcohol en aire espirado.

Teniendo en cuenta la tasa de alcohol, se puede determinar si una persona está sobria o por el contrario está ebria (alcoholizada) debido a la ingesta de bebidas alcohólicas.

Tasa de alcohol en aire espirado

Es la métrica que representa los miligramos de alcohol por cada litro de aire aspirado; Frecuentemente se indica con las siglas mg/l.

Tasa del alcohol en sangre

Es la métrica que representa los gramos de alcohol por cada litro de sangre; Frecuentemente se indica con las siglas g/l.

¿Cuál es la tasa de alcohol permitida en España?

El límite de alcoholemia establecido en España está recogido por la Ley de Seguridad Vial y la tasa máxima de alcohol depende de cada tipo de conductor.

Lo ideal es conducir siempre con una tasa del 0.0 (sin alcohol) para reducir el riego de accidentes, aunque en España, al igual que en algunos otros países del mundo, están marcados los límites máximos permitidos que se indican a continuación:

  • Conductores en general; El límite en sangre es de 0.5 gr/l y límite en aire espirado es 0.25 mg/l
  • Conductor novel; La tasa de alcohol en novel es más restrictiva, quedando establecido un límite en sangre de 0.3 gr/l y un límite en aire espirado de 0.15 mg/l
  • Conductor profesional; La tasa de alcohol del conductor profesional siempre es inferior que la de los conductores generales (aunque ya no sea un conductor profesional novel), estando establecida la tasa máxima en sangre de 0.3 gr/l y la tasa máxima en aire espirado de 0.15 gr/l
  • Ciclistas; A efectos de circulación vial, un ciclista se considera como un conductor de un vehículo sin motor y también se le aplica la tasa de alcoholemia a ciclistas con los mismos límites que el resto de conductores generales (máximo 0.5 gr/l en sangre o máximo 0.25 mg/l en aire espirado)

A modo de resumen, puedes consultar la siguiente tabla con los límites de alcohol permitidos en sangre o el límite de alcohol permitido en aire espirado:

Tasa de alcohol permitida

Matizamos nuevamente que la tasa de alcohol en aire espirado se suele indicar en miligramos por litro de aire espirado (mg/l) y la tasa de alcohol en en sangre se suele indicar en gramos por litro de sangre (gr/l).

Test o prueba de alcoholemia

Los agentes de tráfico realizan frecuentemente pruebas de alcoholemia en diferentes puntos de las vías públicas para controlar que los conductores no han bebido. Además, en determinadas fechas del año, existen campañas de alcohol y drogas en donde se intensifica el número de controles en las carreteras. También es habitual realizar test de alcoholemia a las personas implicadas en accidentes de tráfico o en otras situaciones que los agentes determinen oportuno.

control-alcoholemia

Si aún no has estado en un control de alcoholemia, te resumimos como se hace el test de alcoholemia basado en la prueba de aire espirado:

  1. Si el agente de tráfico te solicita realizar la prueba, te entregará una “boquilla” precintada en una bolsita que tendrás que abrir y colocar fácilmente en un dispositivo que lleva el agente denominado alcoholímetro o etilómetro de muestreo.
  2. Deberás “coger aire” y soplar por la boquilla el aire espirado de forma constante e ininterrumpidamente hasta que se indique.

Dependiendo de la tasa del alcohol que marque el etilómetro o alcoholímetro de muestreo, el agente nos dirá si podemos continuar la marcha en nuestro vehículo o las correspondientes consecuencias en caso de dar positivo por encima de los límites establecidos legalmente. Adicionalmente existe el etilómetro evidencial, un dispositivo para medir la tasa de alcoholemia con mayor precisión en donde se podría repetir la prueba con un periodo de tiempo mínimo de 10 minutos.

Alternativamente, en caso de que se considere oportuno, también se podría realizar la prueba de alcoholemia en sangre en un centro médico u hospital pero teniendo en cuenta que te tocará pagar el coste de esta prueba si los análisis en sangren salen positivos en el test de alcoholemia.

Sanciones o multas por alcoholemia

Las multas o sanciones varían en función de la tasa de alcohol detectada. Por un lado tenemos la Vía Administrativa que establece la siguiente tabla de sanciones por alcoholemia:

tabla-sanciones-por-alcoholemia

Como podemos ver en la tabla anterior, dependiendo de cuánto se supere la tasa máxima permitida y si se trata de una persona reincidente, nos puede suponer como mínimo una infracción administrativa con un importe económico (500 Euros o 1000 Euros) y puntos perdidos por alcoholemia (retirada de 4 puntos o 6 puntos del carnet de conducir).

¿Qué tasa de alcohol es delito?

Además de la Vía Administrativa, existe la Vía Penal y en el en capítulo IV del Código Penal se tipifican los delitos contra la seguridad del tráfico en el ámbito de alcohol o drogas. Concretamente, en la siguiente tabla se resumen los delitos por alcoholemia:

Es delito una tasa de alcohol con valor superior a 0.60 mg/l en aire espirado o 1.2 gr/l en sangre, suponiendo posibles penas de prisión o trabajos en beneficio de la comunidad y retirada del carnet por alcoholemia.

En cualquier caso, también es un delito en seguridad vial muy grave negarse a hacer las pruebas de alcoholemia, llegando a estar penado con cárcel y retirada de carnet de conducir.

¿Con cuánto das positivo? ¿De qué depende?

Aunque varias personas beban la misma cantidad de alcohol, la tasa de alcoholemia en cada persona depende de múltiples factores y es poco probable que den los mismos resultados en un control de alcoholemia. Entre algunos de los factores que pueden afectar en cada caso podemos encontrar:

  • Rapidez con la que se ingiere la bebida; No es lo mismo beber pausadamente y separando las bebidas alcohólicas en el tiempo que consumir el alcohol en un corto periodo de tiempo sin intercalar ningún otro tipo de bebida no alcohólica.
  • Características del alcohol que se toma; La absorción del alcohol es más lenta en bebidas fermentadas (como la cerveza o el vino) que en las destiladas (como la ginebra, el ron o el whisky). Además, el alcohol tomado junto a bebidas gaseosas o en caliente puede favorecer la aparición de la alcoholemia más rápidamente.
  • Tener el estómago lleno o vacío; Cuando el tubo digestivo está vacío, la cantidad de alcohol que pasa a la sangre es mayor y lo hace de forma más rápida, así que no es recomendable consumir alcohol con el estómago vacío.
  • El sexo de la persona y la edad; El alcohol afecta de forma diferente a los hombres y a las mujeres. Además, las personas menores de 18 años y las personas mayores de 65 son más sensibles a los efectos del alcohol.
  • El peso y constitución física de la persona;  Una persona delgada puede obtener una mayor tasa de alcoholemia con la misma cantidad de alcohol ingerido que una persona gruesa.
  • La hora del día;  La eliminación del alcohol es mucho más lenta durante las horas de sueño. Dormir algunas horas no es suficiente para garantizar una conducción segura tras haber bebido.
  • Circunstancias personales; La fatiga, la somnolencia, la ansiedad, el estrés u otras enfermedades o medicamentos que se estén tomando, son algunos factores adicionales que pueden influir sobre la alcoholemia y sus efectos sobre tu organismo.

Aunque creas conocer tus límites para no dar positivo, la tasa de alcohol resultante puede variar según diferentes variables, tal y como se ha comentado, y puede darte una mala sorpresa. Lo mejor es no beber bebidas con alcohol si vas a conducir.

A continuación puedes ver una tabla con algunas estimaciones de las tasas alcohólicas tras consumir algunas de las bebidas más habituales, pero recuerda que solo son aproximaciones suponiendo ser un hombre de entre 70-90 Kg o una mujer de entre 50-70 Kg:

con-cuanto-das-positivo-en-alcoholDe color verde se muestran las estimaciones de cerveza, vino/cava, vermú, licor, brandy, combinado o cubata con las que habitualmente no se llegaría a alcanzar los límites de alcohol en sangre establecidos por ley, de color amarillo se muestran las estimaciones con las que probablemente se llegaría a dar positivo sobrepasando los límites de alcohol en sangre permitidos y de color rojo se muestran las estimaciones en las que con gran probabilidad das positivo muy por encima de los límites permitidos de alcohol en sangre.

Calculadora de alcoholemia

Quizás te resulten también de utilidad algunas de las calculadoras de alcoholemia con datos aproximados de las que existen online e incluso en aplicaciones móviles:

calculadora-alcoholemia

No olvides que los datos que proporcionan cualquiera de estas calculadoras son solamente estimaciones con carácter meramente informativo. Si quieres tener unos datos algo más fiables cuando has bebido algo, existen a la venta alcoholímetros o etilómetros que también puedes comprar por Internet, aunque la mayoría puede que no sean alcoholímetros homologados y solo son útiles para un test de alcohol doméstico sin mucha precisión.

¿Cuánto tarda en bajar el alcohol para no dar positivo?

Existe lo que se denomina “curva de la alcoholemia” o “curva de Widmark” que muestra que el alcohol puede empezar a detectarse en la sangre a los 5 minutos de haberlo ingerido y alcanza su pico de máximo nivel entre los 30 y 90 minutos siguientes. Desde ese momento, tras alcanzar el pico máximo, comienza a desaparecer de la sangre lentamente hasta su completa eliminación.

La forma de la curva de Widmark está condicionada por múltiples variables entre las que se encuentran algunos de los factores que pueden afectar a la alcoholemia, tal y como se ha comentado anteriormente. A continuación tenemos un ejemplo de una curva de alcoholemia para una persona que ingiera una cierta cantidad de alcohol en unas cuatro horas y seguidamente se vaya a dormir, en donde se refleja el tiempo que tarda en bajar el alcohol para no dar positivo:

horas-no-dar-positivo-en-alcohol-curva-widmark

En esta gráfica de ejemplo se puede apreciar como una persona que tome una gran cantidad de alcohol en un corto periodo de tiempo, aproximadamente a las 5 horas y media tendría el pico máximo de alcohol en sangre (aproximadamente 2.3 g/l en este ejemplo). La línea horizontal de puntos rojos marcaría en este caso el umbral de alcoholemia máximo permitido en conductores generales de 0.5 gramos por litro de sangre y queda reflejado como se sobrepasa dentro de la primera hora desde que se comienza a beber. Posteriormente pasa un largo periodo de tiempo en irse el alcohol para no dar positivo, concretamente en la gráfica de ejemplo pasan aproximadamente unas 17 o 18 horas en desaparecer el alcohol del cuerpo considerando que tras el periodo de ingestión se ha pasado a reposo nocturno.

Efectos de conducir borracho

El alcohol produce alteraciones en tu comportamiento y afecta a casi todas las capacidades psicofísicas imprescindibles para conducir seguro. Algunas de las consecuencias de conducir borracho e infracciones más habituales son las siguientes:

  • Detenerse en el carril sin causa justificada.
  • No guardar la distancia de seguridad entre vehículos.
  • Realizar giros con excesiva amplitud. Circular por el carril incorrecto.
  • Circular invadiendo el carril contrario. Responder tarde a la señalización.
  • Conducir de forma errática.
  • Efectuar adelantamientos antirreglamentarios.
  • Señalizar de manera incorrecta las maniobras. No utilizar de forma adecuada las luces.

efectos-consecuencias-conducir-borracho

Existen diversos mitos y falsas creencias sobre el alcohol, así que recopilamos algunas cuestiones que deberías conocer:

  • No hay peligro si estoy por debajo del límite legal” –> FALSO; Siempre que bebes algo aumenta el riesgo de accidente aunque estés dentro de la tasa permitida.
  • Dos personas que beban lo mismo tendrán la misma alcoholemia” –> FALSO; Ya se ha indicado anteriormente que hay múltiples variables que afectan a la tasa de alcoholemia en cada persona.
  • El alcohol ingerido mientras comes no se absorbe por el cuerpo” –> FALSO; Beber con el estómago lleno puede retrasar la absorción pero el alcohol siempre termina siendo absorbido por el organismo.
  • Nunca daré positivo si bebo poco a poco a lo largo del día” –> FALSO; El hígado es capaz de metabolizar únicamente 8-10 gramos de alcohol en sangre cada hora, así que al final del día el grado de alcoholemia puede ser mayor de lo que pensamos.

Ten en cuenta los puntos anteriormente comentados y toma siempre la máxima precaución, ya que la combinación alcohol y conducción no es segura en ninguna parte del mundo.

Si lo deseas, puedes consultar este PDF de la Dirección General de Tráfico o las últimas publicaciones de la revista de la DGT en materia de alcohol y drogas con información más detallada sobre algunos de los puntos comentados en este artículo.

Por favor, comparte ahora...

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Acepta la Política de Privacidad

(2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…